Ir directamente a la información del producto
1 de 9

AMES SENSIBLES

COJÍN DE MEDITACIÓN MAIKURA

Sin reseñas

Precio habitual €41,90 EUR
Precio habitual Precio de oferta €41,90 EUR
Oferta Agotado

Punto de recogida gratuito en Lisboa

Envío gratuito a ES & PT Continental en pedidos superiores a 50€

~EDICIÓN LIMITADA~

  • Cojín 'multiusos'
  • Tejidos reciclados
  • Hecho a mano en Francia
  • Tintura y serigrafía artesanal
  • Tintas certificadas OEKO-TEX®
  • Relleno de cáscaras de espelta ecológica

Makura significa almohada en japonés. Se ha utilizado durante siglos, un verdadero cojín 'todo uso'. Súper versátil, ofrece 3 usos diferentes: para sentarse a meditar y para aliviar dolores de cuello y espalda.

Acomoda tu espalda baja en tu auto mientras manejas, o en el sofá mientras miras una serie. Apoye su cuello y cabeza, durante la relajación en Savasana o simplemente para dormir.

Material

Textiles reutilizados (lino, algodón, sintético). Tintura y serigrafía artesanal. Tintas en base agua y con certificado OEKO-TEX®, inocuas para la piel y el medio ambiente.

Relleno: cáscaras de espelta ecológica.

Color: Antracita y colores blanco.

Cuidado

Gracias a su cremallera integrada, el cojín se puede vaciar una vez al año para airear las bolas de espelta o para lavar la funda a máquina a 30°. Después de unos años, puedes darle una segunda vida rellenando el cojín con nuevas cáscaras de espelta.

Medidas y peso

Largo 35cm | Ancho 16cm | Altura 11cm

Peso 720g

Acerca de la marca

El sueño de la infancia de Anne era crear un taller donde pudiera jugar, experimentar y crear. Así nació AMES SENSIBLES. Ubicado en Les ateliers de la Tannerie (Seine-et-Marne, Francia), una antigua fábrica de curtiduría que ahora reúne a artistas y artesanos.

Anna está involucrada personalmente en el proceso de upcycling, recuperando textiles para crear sus productos. Tejidos con vida anterior provenientes de centros de reciclaje de la región, otros se obtienen de tapiceros locales, y se utilizan para hacer piezas únicas. Antes de convertirse en almohadones, cojines o murales para su práctica, estas telas fueron cuidadosamente seleccionadas, desnudadas, lavadas y luego transformadas.

La serigrafía, una técnica china ancestral, permitió a Anne imprimir los patrones que imaginaba. Esta técnica, cercana al stencil, consiste en hacer una matriz a mano, o en una computadora. Una vez creado, se puede imprimir infinitamente y se adapta a muchos soportes. Las tintas son a base de agua y cuentan con la certificación OEKO-TEX®, por lo que no dañarán tu piel ni dejarán rastro en el medio ambiente.